¿Celebras Castaween? ¡Crea tu calabaza brillante!

Aprende la ciencia que se esconde detrás el fenómeno de la fosforescencia

28 de octubre de 2022 - MAD Systems, SCCL

No, fluorescencia y fosforescencia no son el mismo. Para explicarlo rápidamente, diremos que su principal diferencia es que los objetos fluorescentes no brillan en la oscuridad mientras que los fosforescentes, sí.

Por qué? Porque la fluorescencia es un tipo de luminiscencia que depende de la luz: sea del Sol sea de algún tipo de luz ultravioleta. En cualquier caso, la brillantez se para en cuanto se elimina la luz.

La fosforescencia, en cambio, hace que la brillantez sea especialmente visible en la oscuridad siempre y cuando el objeto fosforescente haya sido «cargado» o provocado por la luz blanca o ultravioleta normal.

Nuestro experimento

En este caso, nosotros crearemos una calabaza fosforescente y lo haremos con sulfuro de zinc. Es importante tener en cuenta que no todo el sulfuro de zinc brilla, por lo tanto tenéis que buscar uno que sí brille (y que sea apto para manualidades), como los que encontraréis en departamentos que venden material para hacer pinturas o aquí.

¿Cómo funciona el polvo fosforescente?
Este tipo de polvo brilla porque es capaz de absorber la energía luminosa que lo rodea y después liberarla cuando se apagan las luces. ¿Cómo?

Imaginad que un átomo fuera nuestro sistema solar. El sol sería el núcleo, formado por cargas positivas denominadas protones y cargas neutras llamadas neutrones. Los planetas que giran alrededor del sol serían como los electrones de un átomo en una órbita alrededor del núcleo.

Cuando los electrones se cargan de luz, se alejan del núcleo hacia órbitas más lejanas, pues la luz los proporciona la energía necesaria porque los electrones se muevan a un nivel de energía más alto. En la analogía de nuestro sistema solar, esto sería como si la Tierra se alejara del sol, hacia la órbita de Marte o Júpiter.

Mientras reciban luz para darles energía, los electrones se quedarán en este estado. Cuando se elimina la luz, los electrones volverán lentamente a sus órbitas inferiores originales, liberando la energía que han cargado en forma de luz y creando así un efecto brillante.

Fuente: Steve Spangler Science